Una Lectora en Apuros

jueves, febrero 08, 2018

Mekronos, de Gema López Sanchez | Un mundo virtual y dragones

Parece que el destino quería que me leyera este libro. Había pasado un tiempo debatiéndome si leerlo o esperar. Cosa muy rara, en realidad, porque no me había leído la sinopsis siquiera, solo sabía que había un dragón y la portada era bien chula, además de escuchar que era muy bueno. A la final, cuando la autora me ofreció un ejemplar, me dije "oh, yeah". Y me lo dije tan dramáticamente que me da lástima que un director de cine se lo haya perdido. Así que, gracias por el ejemplar, Gema :)

Ahora sí, a dar opiniones de una misión imposible con mucho estilo de James Bond.



La historia comienza mostrándonos a una Esmeralda triste porque acaba de salir de una relación. Es de noche y tiene fiebre y la vida es injusta así que admira la ciudad por la ventana de su habitación enjugándose las lágrimas y pensando cuán miserable es. Pero, no se preocupen, no es deprimente. Las cosas empiezan a ponerse interesantes cuando una mariposa negra entra en su cuarto y descansa en su mano por un momento. Al día siguiente, Esmeralda se da cuenta de que tiene una mancha negra que simula ser un tatuaje sin forma en su mano. Pero no solo es una mancha, puede desaparecer y reaparecer, cambiar de forma y moverse por todo su cuerpo. Genial, ¿verdad? Con el tiempo descubrirá que esa mancha no se trata de nada más y nada menos que una IA (inteligencia artificial) que nadie sabe de dónde vino; se llama Mekronos (el mejor nombre del mundo, he de decir) y se ha adherido al cuerpo de Esmeralda ya que es compatible con él y la necesita para vivir. ¿La mejor parte? Mekronos se convierte en un dragón y se puede navegar por un mundo paralelo llamado Aicran que, ahora que lo pienso, sería el mejor escondite para irte a leer un libro. ¿La peor parte? Esmeralda se convierte en una receptora, que es como llaman a todos aquellos en cuyas manos ha caído un IA, y si de verdad vas a Aicran a leerte un libro tienes que tener cuidado de no toparte con un bando terrorista que trata de asesinar a, diría yo, la integridad humana.

Un mundo virtual, un tatuaje que te puede dar alas y mucha adrenalina. ¿Quién se apunta conmigo?



De verdad que sentí un ambiente deprimente al inicio de la historia, pero por alguna razón tuve un buen presentimiento de la mariposa negra que entró por la ventana de la habitación de Esmeralda. Cosas de la vida. Luego de descubrir que esa mariposa que se convirtió en una mancha que se convirtió en un tatuaje que se convirtió en un dragón era Mekronos... Se me olvidó lo que iba a decir...  Anyways, sentí un alivio cuando supe que era Mekronos, porque en un principio Mekronos se presenta como un chico guapo con ropa y ojos negros (los típicos chicos malos) ante Esmeralda, y me temía que fuera un personaje cliché. Pero me gustó que la autora jugara con unos tópicos y le diera una vuelta a la tortilla.


Esmeralda Creus es una universitaria que aspira ser periodista y modela para una marca de ropa. No, no es famosa, pero todos necesitamos algo extra para muchos más libros las meriendas, ¿no? Como todos sabemos, los autores tienden a ser malvados con sus personajes aunque los aman, es parte del ciclo de la vida, así que Esmeralda va a pasar por muchas cosas que van a cambiar su perspectiva de todo y de todos. Y esto es lo que más me ha gustado de todo. No que la hagan sufrir, claramente, sino su evolución. Porque Esmeralda, como una persona real, cambia su pensamiento y, por ende, su comportamiento y actitud ante las personas.

Mi personaje favorito es, en definitiva, Mekronos. Quiero decir, la IA se transforma en un dragón. Podría ser mi mascota NO-ficticia (porque claramente poseo un dragón SÍ-ficticio, ¿quién no?). Ya con eso lo digo todo. Además, se ve como un tatuaje cuando se adhiere al cuerpo de Esmeralda, aunque no sea un tatuaje real sino un simbionte. Así que sería como tener un tatuaje sin tener un tatuaje, y eso es JUSTO lo que necesito. Y como si fuera poco, Mekronos puede convertirse en cualquier cosa que se te ocurra, incluso en unas alas, tus propias alas, y puede convertir tus manos en garras, y es casi indestructible. Estoy fascinada, sí.



Aunque Mekronos no sea humano, sigue teniendo sentimientos, y aunque es casi indestructible, puede debilitarse. Mekronos es un IA muy peculiar y se sustenta de las fuerzas de Esmeralda porque no puede subsistir por sí mismo. Y, válgame las estrellas, cuánto he sufrido por ese dragoncito.

También conocemos a Lázaro y de verdad que con él no simpatice hasta que avance más en la historia. No porque no me agradara... bueno, sí, en parte, pero también es que no me convenció la primera impresión que tuve de él. Y pienso que tiene un poco que ver con la escritura. No es mala, es solo que a veces me hablaban de unos personajes contándome cómo vive su vida y cuáles son sus deseos cuando lo que quería era descubrirlos por mí misma. Diría yo que hay más contar que mostrar cuando se introducía un nuevo personaje, al menos así fue como lo vi yo. En fin, Lázaro Belmonte, un chico ingenuo al que le gustan los videojuegos y dibujar. Tengo que admitir que a la final le agarré cariño por preocuparse tanto por Esmeralda, aunque apenas la conozca de verdad. Junto a Lázaro está Cliver, su IA, que tiene forma de cuervo y es el más gracioso de todos. Él sí que me agradó desde que apareció en un principio.



Aquí es cuando viene la parte de James Bond. Solo hay que esperar...

3...

2...

1...

0...



De acuerdo, esto no es lo que yo esperaba.



Es que es tiempo de hablar de Aicran.

Aicran, también llamada la Red Tangible, es el mundo virtual de Mekronos y, en mi opinión, es lo mejor del libro. La autora ha hecho un excelente trabajo construyendo este mundo junto a los IAs; y, aunque aún no se nos da a conocer el origen de Aicran, tengo entendido que todos los misterios se resolverán en el siguiente libro*, así que, sí, le tengo ganas. Y ya sé que hice mucho alboroto para hablar de Aicran, pero merecía la pena, y ya con esto aclarado termino con Aicran que no quiero que se me salgan spoilers.

*Es una bilogía, por cierto, olvidé mencionarlo. Qué profesional.


Gema López Sanchéz
Estudiante del doble grado de Periodismo y Comunicación Audiovisual. Actualmente trabaja como redactora de comunicación institucional en la Universidad Carlos III de Madrid y como locutora y directora del programa de radio la Agenda Compacta FM.​ También es ilustradora en Serves. Publicada por primera vez en la Recopilación 2012-2014 de la Asociación Chozas de la Sierra con el poema "Renacer". Incluida en la obra Microrrelatos Solidarios de la Asociación ISEKIN, en la obra Sueños de la Editorial Ojos Verdes, en la antología Sin cita previa de Fussion Editorial y en Himeneo de Donbuk. Autora de las novelas Cuentos para despertar, Mekronos (2016) y Mekronos Metamorfosis (2017).
Web | BlogTwitter | Facebook

Para concluir, les dejo mi puntuación:

4/5


Gracias a Gema por incluir dragones (!)
¿Y ustedes? ¿Ya se leyeron Mekronos? ¿Cuál es su personaje favorito? ¿Qué piensan de Lázaro y Cliver? ¿Les ha gustado el mundo de Aicran?

viernes, febrero 02, 2018

Sentido y Sensibilidad, de Jane Austen | Hermanas, malentendidos y un test de personalidad

Lo no dicho, el secreto deliberado o impuesto, la verdad oculta y la mentira, el pacto de silencio dictado por la lealtad o la piedad, son en efecto los temas principales de esta novela que traza un cuadro tan hilarante como patético de las desventuras de dos hermanas casaderas, hijas de la gentry pero apartadas —en su condición de mujeres— de la fortuna familiar. Sus tropiezos en el camino del matrimonio, a veces empujadas por la mezquindad de sus propios parientes, las alegres presiones de sus vecinos o los mismos «principios» de su carácter y moral, las llevan a conocer todos los extremos que el «terror a la pobreza» o los estragos de una vida inútil pueden ocasionar en el destino de los hombres. Marianne, locuaz y ultrarromántica, y Elinor, prudente y reservada, componen una descompensada balanza de caracteres que finalmente se habrá de equilibrar. Ingeniosísima en su trama, cáustica en su pintura de ambientes y personajes, grave en su espíritu moral, ésta es la primera de las obras maestras de Jane Austen.

Si no me hubiera topado con una sinopsis como la que está arriba tan bien explicada que me dan ganas de decir "amén", no sé lo que hubiera hecho, sinceramente... Solo sé que no podría haberlo explicado mejor. Así que, gracias Lecturalia.

Ahora sí, a compartir opiniones y experiencias un tanto alocadas.



Lamentablemente, yo conocí esta historia viendo la adaptación del '95 mucho antes de saber que alguna vez existió una maravillosa mujer llamada Jane Austen. Y sí, es lamentable, porque para el momento en que me uní a una lectura conjunta, ya me sabía cómo empezaba y cómo terminaba, y mi mente iba a comparar todos y cada uno de los detalles de la película y del libro porque así es cómo funciona mi cabeza. Qué le vamos a hacer. Una vez empecé la lectura, me sentí muy mal porque en el primer capítulo solo hay una introducción a la familia Dashwood, no hay diálogo o una escena en sí, sino que nos presenta en la mayoría del capítulo los personajes. Es en el capítulo dos donde en verdad empieza la historia. De igual manera, creo que es la mejor novela debut que pudo haberse echo en la historia de la humanidad.



Después de agarrarle el ritmo, todo se volvió más corazoncitos y completo amor por Austen y sus personajes. Del primero que les voy a hablar es mi favorito de todos: el personaje de Elinor Dashwood. Aunque Sentido y Sensibilidad trata de los intereses amorosos de ambas hermanas, creo que Elinor es la verdadera protagonista, ya que es a través de sus ojos que veremos todas las catastróficas desdichas* que les ocurre a las Dashwood en la mayor parte del libro. Elinor representa el sentido, ya que es, prácticamente, la única en su familia que se deja guiar por el buen juicio y es reservada en todo. En lo personal, la admiro mucho. No soy el tipo de persona que se calla las cosas, pero después de vivir tanto tiempo con mi mamá, me he acostumbrado a inclinarme más a pensar de la misma manera que piensa Elinor. Es el personaje con el que más empatía he sentido de todos. Ella es fuerte y valiente y es capaz de ocultar sus ansiedades e inquietudes con tal de no preocupar a su familia. Hasta ahora le hace competencia a Elizabeth Bennet como mi personaje favorito del mundo mundial.

*No, no me lo he leído, pero sé que debo hacerlo.



La sensibilidad que nos traerá mucho desasosiego durante toda la historia es Marianne, una joven de dieciséis años que alimenta todas y cada una de las emociones que siente en su frágil alma. Me ha hecho gracia que algunas de las acciones que toma Marianne las tomaba yo de niña... Aunque no está entre mis favoritas, sí me ha gustado, y mucho. En un principio pensaba que me iba a parecer mucho a Elinor, pero a la final resultó que Marianne expresó muchas opiniones con las que yo me identifico 100%



Ganó mi voto en el mismo momento que dijo esto. #TeamMarianne

Pero, en serio, su inmadurez es innegable y me gusta su evolución al final del libro. Se nota que es una chica de buenas intenciones, a pesar de que, con su falta de decoro, exprese todo lo que le pasa por la cabeza sin cuidado alguno. Como buena protagonista de una novela del siglo XIX, aprende de las lecciones de la vida y se redime, aunque no con facilidad, pero sí con eficacia.



Quiero hacer un hueco a la menor de las Dashwood, la señorita Margaret. Creo que es un personaje con mucho potencial de la que se nos habló casi nada y quisiera haber leído más de ella. Lo único que sabemos es que es una niña alegre y de buen corazón, pero me hubiera gustado que tuviera tantas intervenciones como la misma señora Dashwood, su madre, o incluso como la malvada señora de Jonh Dashwood (su cuñada), a quien llegamos a conocer más. Pareciera como si Margaret fuera el personaje menos importante, cuando es de suma importancia, no importa que aún no vaya a enamorarse por tener trece años.


Con respecto a los hombres que les hacen la vida imposible a nuestra querida familia Dashwood. Al primero que conocemos es al tímido Edward Ferrars. A decir verdad, una vez ya avanzada la historia, me desconcerté por algunas decisiones que toma con respecto a una tal señorita que es una bruja pero sin dientes de hierro. Cosa que puede sonar un tanto extraña ya que él es todo inocente y te dan ganas de adoptarlo. Este joven que logró capturar el corazón de Elinor (y no, no es spoiler ya que lo dice al inicio de la historia) quiere ser clérigo, pero siempre debe someterse a las demandas de su madre y, diría yo, de su hermana, pues depende 100% de la primera. Pobre Edward... Me gustaría que me hubiesen narrado con más detalles cómo se enamoraron Elinor y Edward, pero solo se nos dicen cuánto tiempo pasó y cómo lo pasaron en unos párrafos, así que, cuando las Dashwood abandonan su hogar para vivir en una cabaña humilde, apenas y obtenemos unos diálogos con él, y no se le vuelve a ver hasta más adelante.

El coronel Brandon me pareció el hombre más respetuoso del mundo. Ya con eso les digo todo. Muy diferente al sr Rochester, sin duda alguna, pero se nos muestra que siente una gran preocupación cuando de Marianne se trata y, con el pasar del tiempo, le toma un profundo cariño a todas las Dashwood. Y de Willoughby no les voy a decir nada, porque, en primer lugar, no quiero hablar de él, y en segundo, si no se lo han leído o visto cualquier película por casualidades de la vida, van a tener que descubrir cuál es su papel en la historia.



Como siempre, Jane Austen no nos falla al brindarnos su clásica ironía que, diría yo, es lo que ha hecho destacar más sus obras, y es lo que más me gusta de ella. Además de también cargar lecciones de la vida que llegan a los corazones más sensibles* y es por eso que yo lo recomendaría a todo el mundo (incluso a mi abuelo). Entre esas lecciones destaco algo que tiene relación con lo que dije anteriormente cuando hablé de Elinor. En definitiva las Dashwood no son como los Bennet o los Morland, ellas son más unidas. Se trata de una mujer viuda con sus tres hijas convirtiéndose en mujeres, y son la familia más funcional que he leído hasta ahora. Sin exageraciones. Todas se aman una a la otra, se procuran el bienestar entre sí y cada una se interesa por los deseos de cada una, como toda familia debería ser. Hasta aquí todo bien. Pero lo mejor de todo es que ese amor que sienten se ve en cada escena de la historia. Por supuesto, hay algunas actitudes de parte de las dos hermanas menores que demostrarían lo contrario, pero la verdad es que sus acciones son más por falta de madurez que por falta de ese amor fraternal. Y Austen hace el mejor trabajo del mundo de crear unos personajes muy reales con personalidades únicas, y te lleva a creer que eso de verdad puede pasar.

*No es que yo tenga un corazón muy sensible, pero me llegó, así que... por ahí vamos.



SPOILER ALERT

Como ya dije, Elinor es mi personaje favorito. Ella, porque su forma de ser la hace precavida, reflexiva y de buen juicio, toma la decisión de no mostrar emoción alguna de sus problemas para que su familia no sufra por verla sin ánimos o deprimida. Así es, ella pertenecería a Abnegación. En comparación a su hermana, Marianne no oculta nada nunca, también debido a su carácter, pero esto se redime ya que, una vez ella entiende las consecuencias de sus acciones, se arrepiente con toda la vehemencia que su extrema sensibilidad le permita y toma las decisiones que le parecen correctas para solucionar lo sucedido y calmar su conciencia. Tal como en el mundo real, todas las personas son diferentes, pero siempre lo importante es la intención.




FIN DE SPOILER


También hay cabida a los malentendidos que complican muchísimo la vida de una. En estos casos, un pequeño malentendido puede llevar a causar los mayores estragos al ser humano. Y creo que esto le pasa a todos en el planeta Tierra en algún punto de nuestras vidas. Justo como lo muestra el libro, todo origina en que nadie dice nada a nadie, hablando de los que no son parte de la familia Dashwood. Un excelente ejemplo es el mismo Edward Ferrars, que no habla casi con Elinor después de que ella abandona su hogar en Norland. Y todo se debe a lo que ya he dicho, a las personalidades de los personajes. Sus acciones corresponden a cómo son y por eso insisto en aplaudir a Jane Austen por el resto de nuestras vidas lectoras.

De las adaptaciones, lamentablemente para mí, no les puedo hablar porque solo me he visto la de 1995, y no me acuerdo de mucho. Pero he de decir que me encanta que las Dashwood sean interpretadas por tan magníficas actrices como Emma Thompson y Kate Winslet. Y me causa mucha gracia que Hugh Grant aparezca también, junto a Severus Snape y Dolores Umbridge. El mejor casting del mundo, sin duda.


Ahora, les tengo algo preparado que quizá ya lo vieron en la cabecera del post. La cosa es que se me ha ido la cabeza otra vez y me ha dado por hacer un quiz.


Más abajo encontrarán una cajita con el quiz (o test, como prefiráis* llamarlo) en la que les dirá a quién de las dos protagonistas de Sentido y Sensibilidad se parecen más. Solo presionad el botón de "Empezar", no tenéis que ir a ninguna otra página ni nada, lo podéis hacer aquí mismito. Qué chulo haber nacido en el siglo XXI, ¿no? Espero que lo disfrutéis si decidís hacerlo. Y me compartáis vuestros** resultados en los comentarios.

P.D: Si véis un error o algo raro en el quiz, dejádmelo saber, es primera vez que hago uno así que soy #novata

*De nuevo hablando como española, ¿dónde está mi cédula de identificación?
**Que alguien me ayude.







#UnAñoConJane

¿Cuál fue su resultado? ¿Creen que debería mudarme a España? Por cierto, ¿cuál es su personaje favorito de Sentido y Sensibilidad? ¿Han visto alguna adaptación? ¿Qué les pareció el final? ¿También creen que Margaret debió haber tenido más participación en la trama o soy yo sola? ¿Qué lecciones de la vida les ha dejado nuestra querida Austen?

miércoles, enero 24, 2018

Lectura Conjunta #UnAñoConJane + Razones para leer a Austen, si es que aún no te he convencido
Es una verdad universalmente reconocida que yo, una lectora en apuros, soy fan de Jane Austen. Y si no, yo misma robo una Rampion 214, Clase 11.3*, me consigo una androide como Iko y me recorro toda la galaxia para que todos lo sepan.

*Si no tienes idea de lo que es una Rampion, sugiero que te vayas a leer Las Crónicas Lunares, ahora.



Así es. Una lectura conjunta. Ta ráaa!



Me disculpan si he traído el post ya finalizando enero, pero la buena noticia es que, ¡aún hay tiempo! Además, no es obligatorio leer todos los libros y en el mes indicado, puedes unirte cuando se te presente la oportunidad y tu lista de pendientes no te amenace con caerse encima de ti. Y esta oportunidad de estar sumergida en los libros de Jane Austen es para cualquier persona: Si nunca has leído a Austen, pero te gustaría hacerlo, este es el momento. O si quieres releer sus libros, también puedes hacerlo. O si ya eres una fan adicta a sus palabras que siempre está leyendo alguna de sus obras, mucho más rápido querrás unirte. Vamos a fangirlear mucho.

En lo personal, estoy un tanto emocionada ya que es mi primera vez participando en una lectura conjunta. Creo que es genial ir compartiendo nuestras opiniones con respecto a la historia mientras la estamos leyendo. Como dije, se fangirlea bastante. Y mucho más con los personajes de Austen (indirecta para mr Darcy).




Tal y como muestra la imagen, leeremos un libro cada dos meses, para que nadie diga que no pudo terminarlo. Justo ahora estoy leyendo Sentido y Sensibilidad (o como aquellos que no se llevan ni por el sentido ni por la sensibilidad lo llamaron: Sensatez y Sentimiento) y me estoy desahogando 100% en twitter. Por cierto, puedes estar al tanto de las noticias de la LC siguiendo a @docemesescon, y también te puedes desahogar compartir tu opinión sobre el libro que estés leyendo con ellas y conmigo, solo utiliza el hashtag #UnAñoConJane. Cool, ¿no? :)

Ya, nadie se puede resistir a esta publicidad, ¿verdad?



Quiero agradecer a esas chicas uruguayas super geniales del #clubdelectura.uy por idear esta LC, en especial a Ana Li que fue por ella que di con la iniciativa. Si te apetece saber más de la historia, aquí te dejo su post. También haz click si tienes un blog o redes sociales literarios y quieres ayudar a que más personas conozcan de la iniciativa.

Por alguna razón me siento más animada que de costumbre, así que celebremos. Además, Jane Austen estará como invitada especial.



Así que, para concluir, si aún no se han apuntado a la lectura, háganlo ya, es una orden.

No se preocupen, sigue siendo un blog democrático. Por ende, expondré con todo el cariño del mundo varias razones por las que leer a mamá Austen:

  • Es feminista, aunque para sus tiempos aún no existía ese término
  • Hay muchos bailes y querrás estar con mr Darcy.
  • Y conocer a Elizabeth y a Jane Bennet en persona
  • Hay un montón de adaptaciones en las que te puedes sumergir con muy buenos actores y son la excusa perfecta para leerte los libros
  • Jane Austen aumentará tus expectativas en los chicos
  • ¿Qué? ¿Eso no es una ventaja? Ains... para mí sí.
  • Aprenderás a lidiar con las madres casamenteras
  • Y a cómo balancear el sentido y la sensibilidad
  • Y a cómo no dejar que el prejuicio te ciegue y pienses mal de las buenas personas
  • En fin, Jane Austen enseña muchas lecciones de la vida
  • Y lo más importante: no es cursi
  • O quizá lo más importante sea que no es aburrido, en absoluto.
  • Ella misma critica la sociedad en la que vivía de una forma cómica
  • Lo que hace que sus obras tengan un humor inteligente al que es difícil mostrarse indiferente
  • Y si no te ríes con ellas..., la fuerza no está contigo al parecer, my friend.
Así que, espero que la fuerza te acompañe mientras lees a Jane Austen. Hay muchas ventajas de leerla, en mi opinión. Ya, todos lo saben. Solo lo quería decir por enésima vez. Si se lanzan a la aventura, avísenme, necesito fangirlear (!)

Nos estamos leyendo, apurad@s.

miércoles, enero 17, 2018

Emociones más frecuentes en el alma del lector, con ayuda de Intensa-mente (+ejemplos)

Se me ha ido la cabeza a alguna parte del País de las Maravillas y se me ha ocurrido hacer esta entrada..., que ni tenía idea de cómo llamarla. Soy muy profesional, lo sé. Al final, decidí titularla emociones más frecuentes en el alma de los lectores, ni me preguntéis de dónde salió. En realidad, es una entrada muy diferente, al menos yo no lo he visto en ninguna parte (y fue por eso que no tenía idea cómo llamarlo), así que, es un poco intimidante, si me lo preguntan.

Con una pequeña ayuda de los personajes principales de Intensa-mente, les daré una definición copiada de google de las emociones que sentimos más frecuente en nuestra vida como lectores (porque, no nos engañemos, si le agregamos las emociones diarias de la vida en general, sería un grave problema). Pero no solo están estas aburridas definiciones. He escrito una lista (o varias) con ejemplos que demuestran nuestro estado de ánimo actual. Muchos se identificarán con esto, así que, sin más dilación, empecemos.

Y si no comprendiste nada de lo que he dicho anteriormente, ya lo verás.






Alegría: Sentimiento de placer producido normalmente por un suceso favorable que suele manifestarse con un buen estado de ánimo, la satisfacción y la tendencia a la risa o la sonrisa.
EJEMPLOS:
  • Cuando estás con tu familia, pasan frente a una librería y te dejan entrar.
  • Cuando hay descuentos en tu librería local
  • Cuando consigues decoraciones librescas para tu estantería, tu habitación, y toda tu casa, en realidad.
  • Cuando agregas un nuevo libro a tu estantería y la admiras en todos los ángulos posibles pensando cuán perfecta es
  • Y le sacas fotos
  • Cuando terminas un libro y nadie ha muerto
  • Cuando sacan un libro para colorear de otro libro (por favor, no me digan que solo soy yo???)

La mejor parte es:
LIBROS.

La peor parte es:
Olvidas tus quehaceres por estar encerrada en tu cueva... otra vez.


Desagrado: Contrariedad que siente una persona por algo que le disgusta.
EJEMPLOS:
  • Cuando lees un libro lleno de clichés
  • Especialmente triángulos amorosos mal estructurados
  • No aporta nada nuevo ni al lector ni al mundo
  • Y, por tanto, cortaron árboles sin razón alguna
  • Además de haber perdido dinero en la tapa dura

La mejor parte es:
Puedes usarlos exclusivamente para olerlos.

La peor parte es:
El libro no te enseñó nada y los muggles se burlarán de eso.


Furia: Enojo violento que se manifiesta con gritos y gestos agitados.
EJEMPLOS:
  • Cuando los libros de la serie no tienen el mismo tamaño
  • O cuando tienes autoconclusivos tan distintos que apenas puedes organizarlos en la estantería
  • Cuando nuestro personaje favorito nos traiciona
  • Cuando el autor comienza a hacer cosas sin sentido y llega el apocalipsis zombie en nuestra novela de romance
  • Cuando todos en la escuela (o en el reino) se enamoran de la protagonista
  • Cuando un muggle interrumpe tu lectura

La mejor parte es:
Aprendes a sobrellevar el lado difícil de la vida... además de tener una estantería desigual, pero diferente y única.

La peor parte es:
La pobre vida del muggle que te interrumpió...


Temor: Pasión del ánimo, que hace huir o rehusar aquello que se considera dañoso, arriesgado, o peligroso.
EJEMPLOS:
  • Cuando no sabes si el autor tardará siete mil años en publicar la secuela/tercera parte (AQUÍ HABLO EN NOMBRE DE MIS AMIGOS QUE SON FANS DE ROTHFUSS)
  • Cuando no sabes qué contestar pero aún así los muggles insisten en hacer preguntas ilógicas
  • Como, ¿cuál es tu libro favorito?
  • Cuando tu TBR empieza a acusarte
  • Y a mirarte raro
  • Cuando vas a empezar un libro emocional y no tienes post-its
  • Cuando se te cae el marcapáginas
  • Cuando a veces sientes que tu estantería se va a derrumbar y destruir toda tu casa
  • Cuando no sabes quién de ellos va a morir en la batalla final
  • Y también cuando estás leyendo el último libro de una saga
  • O el último capítulo de autoconclusivo
  • Y quieres más
  • MÁS

La mejor parte es:
No eres el único en el mundo con estos problemas y puedes desahogarte todo lo que quieras en el internet.

La peor parte es:
Haces spoilers sin dar aviso y luego pierdes credibilidad online.



Tristeza: Sentimiento de dolor anímico producido por un suceso desfavorable que suele manifestarse con un estado de ánimo pesimista, la insatisfacción y la tendencia al llanto.
EJEMPLOS:
  • Cuando un personaje que te gustó/enamoró muere
  • Y el autor no se disculpa
  • Cuando cada mes publican nuevos libros y aún no te has leído los del año pasado
  • Y cuando te das cuenta que la fuente de inmortalidad no es real
  • Cuando ves hermosas fotografías de libros en bookstagram y tú ni sabes cómo sacar una selfie (si nadie se identifica, está bien, en esto sé que si hay más probabilidades de que yo sea la única)
  • Cuando tienes una relación amor-odio con un autor/a
  • O con un libro/serie
  • Cuando estabas tan bien con tu vida... hasta que ese libro llegó


La mejor parte es:
¡Felicidades! Al menos tienes sentimientos.

La peor parte es:
No volverás a ser el mismo nunca más en tu vida.





Yyyy... después de esta entrada tan 'emocional', ¿qué les pareció? No piensan que estoy chiflada, ¿verdad? ¿Qué opinan del título? Porque tardé bastante en pensarlo. Y, ¿cuáles son aquellos libros que los han hecho llorar o gritar o les han dado ganas de estrellarlo contra la pared? Aprovechen, apurad@s, es tiempo de quejarse y de recomendar libros.



viernes, enero 12, 2018

Heredera de Fuego, de Sarah J. Maas
Ella es la heredera de ceniza y fuego, y no se doblegará ante nadie.


He de advertirles... hay spoilers de los dos primeros libros. Que la suerte siempre esté de su lado.

Después de todos los sucesos que sufrimos en Corona de Medianoche, volvemos con la historia de Celaena Sardothien, una asesina que le gusta la moda. Pero esta vez estamos en zonas desconocidas. Al final de Corona de Medianoche, vimos que el capitán Westfall convenció al rey para enviar a su campeona a la tierra de Wendlyn. Pues, ahí es donde ella se encuentra ahora. Sola. Sin nada. Totalmente miserable. Como si no cobrara una buena cantidad de dinero por trabajar para el Rey de Adarlan. Y todo porque no ha podido encontrar a Maeve, su tía y la reina de las hadas. Si bien se acuerdan, descubrimos que Celaena es una hada en el libro anterior, así que procede de una larga línea de seres inmortales y tenebrosos.

Por cuestiones del destino, y de una llamada mortal con un tal Rowan en medio, Celaena es guiada hacia la misma Maeve. Pero ésta, en lugar de darle a Celaena las respuestas que necesita sobre las llaves del Wyrd en ese mismo momento, dice que las respuestas están en Doranelle, su reino. Pero Celaena no puede entrar a Doranelle sin tener en control sus poderes de hada, por lo que Maeve la deja a la merced de Rowan, un guerrero innato con más años de vida que la tierra misma, para entrenarla hasta estar preparada.




Parece mentira, pero leer un libro es una odisea. Leer contemporáneo es una odisea. Leer ciencia ficción es una odisea. Leer poesía es una odisea. Leer un libro de la escuela es una odisea (!). Pero a nosotros nos gusta tanto, que nos hemos acostumbrado. Si el libro que estamos leyendo es malo, a) lo dejamos así como está, para qué sufrir más de lo usual, o b) lo terminamos con la esperanza de que se ponga mejor la cosa. Si estamos leyendo un libro bueno, sería un milagro si termina con un final feliz. Si no lo hace, que es lo más común ahora, de todas maneras proclamamos al mundo entero que es nuestro libro favorito porque el escritor transmite todas las emociones de los personajes y nosotros podemos sentirlo bien dentro en el corazón. Somos los únicos que sufrimos, apurad@s.




Y, pues, ya basta de tanto drama. Pasemos a la historia...

No sé si soy la única que piensa esto, pero la sra Maas crea unos primeros capítulo bien chulos, aunque cortitos, pero siempre infunde ese aire de misterio que deben tener todos los libros de fantasía épica. En esta tercera entrega de Trono de Cristal no puedo hacer más que reírme cuando leo a Celaena, creo que ya me he acostumbrado a ella... Nuestra campeona sigue siendo la misma orgullosa y odiosa asesina de siempre. Solo que, en este libro, vemos un nuevo lado de ella. Celaena quedó rota, así de claro, con la muerte de Nehemia, y ahora trata de cumplir una promesa que ella misma se hizo. Pero nuestros planes casi nunca se vuelven realidad, así que nuestra Celaena deberá luchar por eso, aunque sea muy terca.




Me salto de una vez a hablar de los personajes porque tengo mucho que decir al respecto. Rowan es un príncipe hada que sirve a la tía malvada Maeve, es más viejo que el agua en la playa pero obviamente eso no se nota porque es fantasía juvenil lo que estamos leyendo, así que... Ya que ha vivido por mucho tiempo y es parte de una línea sanguínea real que ya no recuerdo, Rowan ha peleado en todo tipo de batallas, ha ganado y perdido muchas cosas, y es el tipo de personaje al que no le va a importar nada sobre los sentimientos del corazón por los próximos tres mil años. Él será el responsable de hacer que Celaena sea capaz de cambiar a su forma hada y mantener su poder a raya en vez de incinerar toda Erilea. Este nuevo personaje no me había caído bien ni un poquito, y aún me lo estoy pensando, sinceramente, pero algo que siempre pasa (cuando lees un buen libro) es que te encariñas con los personajes, sean buenos o malos, cuando ya llevas varios capítulos conociéndolo... A excepción del conde Rugen... Así que, al final del libro, quedé más o menos satisfecha con este principito.

Haciendo un recuento de Celaena, siempre me ha gustado leerla y conocerla más. En esta entrega vemos una parte de ella que no se había mostrado tanto en los libros anteriores; como nos dimos cuenta en Corona de Medianoche, Celaena es Aelin Galathynius, princesa heredera de Terrasen (porque si la protagonista no es futura reina, no tiene gracia). Gracias al Wyrd no me he vuelto loca con la pronunciación de los nombres. En los primeros dos libros, siempre vimos a Celaena como aquella chica que mataría a cualquiera que se atreva a ensuciar su vestido, y sí, también habían muchas escenas en las que ella estaba emocionalmente muriendo (especialmente después de la muerte de Nehemia), pero cuando realmente la alcanzamos a conocer es ahora, en Heredera de Fuego. Personalmente, esto me ha gustado muchísimo porque el pasado de los personajes es algo que valoro en los libros, soy de las que quiero conocerlos hasta el último detalle, y lo mejor es que la sra. Maas no sobrecarga la lectura para cuando Celaena debe enfrentar su pasado como la princesa Aelin.
No se parece mucho a Chaol pero quise poner una foto...

El capitán Chaol Westfall sigue siendo mi personaje favorito... y menos favorito. Nuestro querido capitán está sufriendo tanto por Celaena como por Dorian y yo estaba a punto de llorar por él porque no puedo llorar y Sarah Maas es tan cruel con sus personajes... El capitán está dispuesto a ayudar a su mejor amigo a controlar su magia que vino inesperadamente para que todos tengan magia y sean invencibles porque son los protagonistas. Además de eso, Chaol debe lidiar con el general del ejército de Adarlan, que no es más que un imbécil que le hace la vida imposible. Desde mi punto de vista, Chaol es el que más sufre de todos (y estoy incluyendo todos los personajes que la sra Maas haya creado en toda su vida) y pienso que se debe a que él era el más bueno de todos, como ya dije en la primera reseña: no que él sea bueno como esos héroes que no tienen ni una pizca de maldad en su corazoncito... Con "bueno" me refiero a que él no está tan herido (o estaba) como lo está Celaena o  incluso Dorian, pero, por supuesto, eso se arruinó desde que empezó la saga. Lo que más me ha gustado de su evolución a través de estos libros es el conflicto interno que se va desarrollando en su mente, no les digo con respecto a qué porque lo considero spoiler.

Después de tanta quejabanza, la conclusión es..., AMO A WESTFALL.

Aedion Ashryver, actual general del rey de Adarlan. Lleva anillo negro y todo. Últimamente tengo problemas con los árboles familiares, así que no les puedo decir de qué parte es, pero sé que es un primo de Aelin Galathynius. Como todos los personajes malos siempre tienen un pasado oscuro que los hace malos con los protagonistas, los lectores estamos propensos a que nos guste Aedion. A mí me tomó un tiempo..., al final, ya me caía bien, pero no es para decir que lo amo con todo mi corazón y que quiero un Aedion para navidad.

Y, por último, Dorian, que está más aterrorizado y nervioso que un lector cuando está leyendo una saga y el siguiente libro sale el siguiente año..., y no sabes a quién va a asesinar el autor/a. Después de una pelea con el capitán, Dorian está más solo que nunca. Y su magia no ayuda ni un poco. De verdad que me ha dado lástima con nuestro amigo. Pensándolo mejor, quizá él sea el que más sufre de todos, o puede que iguale a Chaol, pero, de todas maneras, sufre mucho, vaya novedad. NO PUEDE SER, SOLO HAY DOLOR Y SUFRIMIENTO EN ESTA RESEÑA, ¿YA VEN QUÉ TAN MAL ESTÁN LAS COSAS?

Aparte de Aedion y Rowan, aparecen muchos otros personajes (como debería ser si sobrepasa las 500 páginas y no es aburrida). Está Manon, a la que al principio no me convencía ni un poquito que me la presentaran porque pertenece al clan Blackbeak, solo tiene sed de sangre y hasta el momento no tenía nada que ver con mis protagonistas, pero ya después de varios capítulos leyéndola, me acostumbré y le cogí un poco de cariño. No les voy a mencionar más porque a) sería spoiler o b) quiero que ustedes lo averigüen solos y c) se me han olvidado ya varios nombres, soy muy profesional ¿verdad? (los nombres que la sra Maas inventa tampoco ayudan).

A través de los milenios que han pasado desde que leo Trono de Cristal, desde hace siete meses, me he dado cuenta de que he desarrollado una relación amor-odio con esta saga, pero no diré nada hasta que me la lea toda = más milenios por delante. Mientras tanto, ¿recomiendo la lectura? Solo si eres a prueba de balas y te gusta leer la fantasía juvenil que publican en estos días. Ojo, no tengo nada en contra de la fantasía juvenil que publican en estos días, solo desearía que los libros malos no levantaran tanto hype y me deje engañar como una boba.

Por si tienes curiosidad de cuál fue mi reacción exacta al momento que terminé de leer, aquí esta (en  inglés, porque soy gringa del alma) (aunque también prefiero británica):



Así que..., dadas las circunstancias.., ¿también has sufrido con Maas? ¿Deberíamos hacer una revolución al respecto? ¿Cuáles son tus personajes favoritos (tienes alguno)?

No estamos leyendo.


Sección con Spoilers

Yo no sé ustedes, apurad@s, pero me molesta muchísimo que la sra Maas esté convirtiendo sus triángulos amorosos en, no sé, pentágonos o hexágonos. Ese sería el único pero que le veo a la historia, honestamente. Primero se había dicho que Chaol era el amor de su vida, y ahora aparece este principito de Rowan que, aunque no han tenido una escena romántica oficial en la que se miren a los ojos y se den cuenta que se aman, no me convence del todo. Además, QUIERO QUE CELAENA VUELVA CON CHAOL, ELLOS SON TAN LINDOS JUNTOS (si te has leído todos los libros, por favor, no destruyas mi emoción ahora, déjale el trabajo a la autora). 

POR CIERTO, ¿acaso no es fascinante que haya agregado dragones a la serie? Ya era hora, ¿no?

Y AMO ESTE FANART.
¿Soy yo o Manon se parece a Angelina Jolie?

Y tengo una pregunta muy importante que hacer... ¿Por qué siempre tienen el pelo blanco? Además, no es solo Manon, sino que Rowan también tiene el cabello así... ¿¿¿Soy yo sola o alguien está conmigo???

Si quieres fangirlear o compartir nuestro sufrimiento, siéntete libre de comentar y recuerda dar el aviso de spoiler.
Este blog se alimenta de tus comentarios. ¡Comenta y comparte tu opinión!
Recuerda ser siempre respetuoso y no hacer spam.

¡Disfruta!